Conoce qué son los espasmos oculares, sus causas y cómo detenerlos

Espasmos oculares, sus causas y cómo detenerlos - Quantum - Portada

Conoce qué son los espasmos oculares, sus causas y cómo detenerlos. Existen movimientos que sin pensarlo o tener la intención de hacerlos, simplemente se ejecutan en nuestros ojos. A estos se les conoce como espasmos y se producen en los parpados o en los músculos de los ojos sin que puedan controlarse.

 

Se les llama también tic, o fasciculación y existen diversos tipos para lo cual existen causas diferentes. Es una situación muy común y frecuente por la cual pasamos la mayoría de las personas. Y, además, puede experimentarse tanto en la parte superior como inferior del párpado.

 

Algunas pasan totalmente desapercibidas o también sentirse tanto que llegan a causar molestia. Suelen desaparecer al cabo de un tiempo muy breve, pero también es posible que se repitan posterior. Si has tenido estos espasmos y quieres conocer por qué se presentan, ¡sigue leyendo! Porque aquí te contaremos todo lo necesario, incluso como tratarlos.

 

¿Qué es el tic ocular? Espasmos oculares

 

Espasmos oculares, sus causas y cómo detenerlos - Quantum   - tic ocular

Se conoce al tic ocular como un espasmo muscular involuntario de los músculos del párpado. Tanto del ojo derecho como del izquierdo. Cuando se presenta es en un solo ojo, es decir, podemos coloquialmente describirlo como ese movimiento no controlado que experimentamos en los parpados.

 

Afecta a un solo ojo a la vez, y puede experimentarse tanto en el párpado superior como en el inferior. Es poco común que se dé en ambos ojos al mismo tiempo. También se le conoce por los nombres de mioquimia, blefaroespasmo, falsas fibrilaciones o mioclonías de los párpados.

 

¿Qué causa los espasmos en los ojos?

 

Los espasmos oculares normalmente son de origen desconocido, sin embargo, esto puede asociarse a diversas causas tales como:

 

  • El estrés, siendo esta uno de los motivos más recurrentes, es la causa en la medida que el cuerpo intente controlar la tensión nerviosa.
  • Déficit de Vitamina B12, potasio y magnesio.
  • Fatiga o tensión ocular.
  • Exceso de consumo de cafeína, alcohol u otro tipo de estimulantes.
  • Como efecto secundario ante el consumo de algún medicamento indicado para la migraña por tiempo prolongado.
  • Problemas visuales cuando no se tratan apropiadamente.
  • Falta de descanso o someterse a largos períodos de insomnio.
  • Exposición a la contaminación, viento, entre otros.
  • Mala alimentación y carencias nutricionales.
  • Sequedad ocular, que puede estar asociada al uso de lentillas de contacto
  • Irritación de la córnea, o el padecimiento reciente de conjuntivitis o alergias.

 

Este tipo de espasmos puede durar entre algunas horas, incluso días, desapareciendo de la misma manera en la que aparecieron. Y es posible que en algunos casos pasen desapercibidos.

 

¿Cuáles son los tipos de espasmos oculares? 

 

  • Mioquimia. Espasmos oculares

 

Son espasmos constantes y tenues que se producen principalmente en el párpado inferior, siendo este el tipo más común. Son temporales y no requieren de tratamiento alguno.

 

  • Blefaroespasmo

 

Este tipo de espasmos, suelen presentarse como parpadeos anormales y de manera bilateral, tratándose así, de un trastorno neurológico poco habitual.

 

  • Espasmo hemifacial. Espasmos oculares

 

En este caso, se trata de contracciones repetidas e involuntarias por parte de los músculos faciales de un lado el rostro. Significando una anomalía grave que requiere atención médica.

 

¿Cómo curar el espasmo en los ojos?

 

De acuerdo a las causas que ocasionan este tipo de movimientos involuntarios, a fin de aliviar las molestias se recomienda:

 

  • Descansar lo suficiente
  • Minimizar el consumo de sustancias o bebidas contentivas de cafeína, alcohol u otros estimulantes.
  • Buscar maneras de manejar el estrés o ansiedad.
  • Emplear lágrimas artificiales u otro tipo de hidratante ocular para evitar la sequedad en los ojos.
  • Practicar el abrir y cerrar los ojos con fuerza.
  • Realizar suaves masajes en los ojos de manera circular.
  • Aplicar compresas frías en los parpados.

 

¿Qué síntomas experimentamos al tener espasmo ocular?

 

Entre los síntomas que pueden llegarse a sentir al padecer un espasmo ocular se encuentran:

 

  • Parpadeo recurrente.
  • Sensación de pupila palpitante.
  • Movimientos de aleteo en el párpado izquierdo o derecho.
  • En ocasiones, visión borrosa.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo.
  • Mayor sensibilidad a la luz.
  • Irritación ocular u ojos rojos.
  • Fatiga ocular.
  • Lagrimeo.
  • Sensación de ojo seco.
  • Disminución de la agudeza visual.
  • Tensión o dolor ocular.

 

¿Cuándo es conveniente acudir al médico?

 

Como hemos mencionado, los espasmos oculares no son afecciones de gravedad, y pueden ser controlados o manejados por sí mismo para aliviarlos. Sin embargo, existen contados casos en los que es recomendable asistir al médico. Todo para verificar que no se trate de otro tipo de problema de mayor gravedad.

 

Por ello, se debe acudir al médico en caso de que las molestias persistan con excesiva frecuencia por más de un mes o en el caso de que afecten a ambos ojos al mismo tiempo. Así como si al espasmo lo acompañan otros signos, como temblores y abarca otras partes del rostro o cuerpo.

 

También si se nota que el párpado donde se dan los espasmos está caído o hay un cierre completo del mismo. Al igual que si se percata alguna hinchazón constante o secreciones anormales.

 

Estos síntomas no implican que se esté atravesando por una situación de gravedad. Sin embargo, la prevención es siempre la mejor opción. Y acudir a un oftalmólogo es la recomendación que desde Quantum nuestros expertos te dan. Recuerda que estamos a tu disposición en caso de que necesites alguna asesoría o ayuda para alguna molestia que puedas estar experimentando.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *