El poder del Sol: cómo la ausencia de luz solar afecta nuestra visión

El poder del Sol: cómo la ausencia de luz solar afecta nuestra visión - Quantum - Portada

El poder del Sol: cómo la ausencia de luz solar afecta nuestra visión. Con frecuencia se habla de la importancia de proteger nuestra vista de la luz solar y de los rayos UV que esta emite.

 

Por eso, el uso de lentes de sol con filtro de protección va de la mano con la prevención del daño ocular. Es así que las gafas de sol son el elemento más importante para nuestro día a día, especialmente si estamos constantemente expuestos al aire libre.

 

Siendo así, es importante aclarar la importancia que tiene la incidencia de la luz solar en nuestra visión, nuestro organismo y calidad de vida.

 

Conoce cómo se relaciona la visión y la luz solar

 

La luz solar, a través de una exposición moderada, es necesaria para que nuestros ojos funcionen correctamente. Mismo es el caso de nuestro cuerpo y sistema. Gracias a ella, aunque no lo creas, se regulan funciones en nuestro organismo y sistema, tales como el ciclo del sueño, así como el desarrollo adecuado de la visión.

 

Igualmente, la producción de dopamina se produce gracias al estímulo que se recibe de la luz solar. La dopamina funciona como un neurotransmisor que es capaz de prevenir la miopía en los niños.

 

Consecuencias de la falta de luz solar para la visión

 

El poder del Sol: cómo la ausencia de luz solar afecta nuestra visión - Quantum - Consecuencias

  • Los niveles de dopamina disminuyen, lo que incrementa el riesgo de padecer miopía. 
  • En la infancia el crecimiento natural y normal del ojo puede verse afectado ante la ausencia de luz solar. 
  • La producción de melatonina depende de la exposición que se tenga a la luz solar. Es bien sabido que esta hormona es la responsable de regular el ciclo del sueño y la calidad del mismo. Así, una baja o gran ausencia de luz solar afecta este aspecto tan importante, causando también fatiga ocular. 
  • El ciclo natural de cambios físicos, mentales y de conducta por los que atraviesa el cuerpo en 24 horas se conoce como ritmo circadiano. Tanto la luz como la oscuridad afectan considerablemente este ciclo. Así, a menor consumo de luz solar, el ritmo circadiano se desregulariza, afectando a la visión y provocando síntomas de ojos secos y fatiga visual. 
  • La baja exposición a la luz solar puede ocasionar depresión, lo que provoca intolerancia y sensibilidad al contraste, afectando así la capacidad de enfoque. 
  • Con respecto a la dopamina, como ya se mencionó antes, su producción disminuye ante la falta de luz solar. La dopamina está encargada de evitar el alargamiento del globo ocular, la causa principal del desarrollo de la miopía. 

Luz artificial y visión

 

En muchos casos no es posible tener contacto con la luz solar con la frecuencia con la que se amerita, ya que nuestras obligaciones nos impiden hacerlo.

 

Por ello, lo recomendable es hacer pausas para descansar la vista si se está mucho tiempo frente a las pantallas. Tomar salidas a algún sitio al aire libre o usar lámparas que emitan luz natural es de gran ayuda.

 

Es importante aclarar que la luz artificial no tiene los mismos efectos que la luz natural posee, por lo tanto, no puede tomarse como un reemplazo de esta.

 

Una exposición a la luz solar tomando las medidas adecuadas y por un tiempo prudencial es importante para la salud visual y el organismo en general. Como pudimos conocer, la ausencia de esta luz va a perjudicar significativamente la calidad de nuestra vida y de nuestra visión.

 

En Quantum tu salud y bienestar es nuestro interés principal, por ello contamos con un equipo calificado y con los mejores productos. Todo para darle a tu vista el cuidado necesario si estás expuesto a la luz solar, artificial o a las pantallas.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *